Podemos leerlo en El economista, de donde podemos destaar lo siguiente:

La enmienda, presentada y defendida por el senador de Entesa Catalana de Progrés Jordi Guillot, pide la eliminación de este impuesto, que graba con un sobreprecio las ventas de todos los soportes electrónicos que sean capaces de almacenar contenidos culturales sujetos a derechos de autor, como música o películas, y al que califica de “injusto y discriminado”.

Que Dios se lo pague.

Hasta luego

Anuncios